jueves, 27 de febrero de 2014

Expedición al Castillo Maure


El Castillo Maure tiene su nicho de honor en la historia de los juegos de rol. Es, de hecho, el tercer entorno de campaña de la historia del D&D, tras el Castillo de Blackmoor, dirigido por Dave Arneson, y el Castillo de Greyhawk, en donde dirigía Gary Gygax. El Castillo Maure fue diseñado por Rob Kuntz, uno de los jugadores originales de Gygax, para emplazar sus propias partidas. El propio Gygax hablaba en un artículo de la revista Wargamer’s Digest de mayo de 1974 de sus experiencias como jugador, llevando a su archiconocido personaje Mordenkainen, en el interior del Maure Castle, durante las partidas dirigidas por Robert J. Kuntz del nuevo juego que estaban desarrollando, el Dungeons and Dragons.

Posteriormente, el Castillo Maure apareció publicado en el módulo WG5 Mordenkainen's Fantastic Adventure
, y en donde se podía jugar con los personajes pregenerados Mordenkainen, Yrag, Bigby y Riggby, y en donde se enfrentaban a Eli Tomorast, un mago loco, y a Kerzit, su demoníaco esclavo.

En 2004, coincidiendo con el 30 aniversario de la publicación del Dungeons and Dragons, se publicó en la revista Dungeon Magazine número 112 una mega aventura desarrollada en el Castillo Maure, diseñada por Robert J. Kuntz, Gary Gigax, Erik Mona y James Jacobs, en donde se actualizaba la gran mazmorra al sistema D&D 3ª Edición.

Hasta aquí la historia oficial. El año pasado, embargado por la nostalgia rolera, y empujado por mis jugadores, los cuales querían jugar una partida de alto nivel para variar, me plantee dirigir la aventura de la Dungeon Magazine, acoplándola al sistema Pathfinder. Desde el principio sentí la necesidad de cambiar algunas cosas, para crear una aventura que tuviera más sentido y coherencia. Se suponía que las mazmorras no habían sido exploradas y saqueadas porque estaban cerradas con las Puertas Herméticas, pero eso en el mundo de Dungeons and Dragons no significa un gran escollo si tenemos en cuenta la magia. Los saqueadores podrían haber entrado teleportándose, escabando un tunel, entrando desde otros planos, etc. Para ser coherente con la historia de que el entorno no había sido penetrado con anterioridad a Tomorast y Mordenkainen, tenía que cambiar la historia. Además estuve pensando en que función debía tener dicha mazmorra, a la que supuestamente se accedía a través de un largo túnel situado a unas millas al norte del castillo. También sentí la necesidad de generar una historia para los Maure, esos pobladores suelios que llegaron a las tierras de Urnst tras abandonar sus tierras siguiendo a Slerotin tras la Lluvia de Fuego Incoloro. Y también dar una explicación a la desaparición de esos poderosos personajes y el abandono y cierre del castillo.

No, no soy de esos que toman el camino fácil de coger una aventura hecha y dirigirla sin más. Soy de esos que cogen cualquier aventura y se tiran meses modificándola para que le satisfaga completamente.

Al final jugamos solo un par de partidas antes de que el sistema Pathfinder acabara con mi paciencia, ya que la preparación de la partida, historias aparte, me llevaba demasiado tiempo y los resultados no eran para nada de mi agrado, más propios de un videojuego manga. Con personajes de nivel 11, las batallas eran una sucesión interminable de rayos, fuego, etc. Y los hechizos sanadores hacían que cualquier posibilidad de muerte fuera banal.

Bueno, el asunto es que tras todo el trabajo realizado, me parecía bobo que todo se perdiera, porque es posible que a alguien le resulte de utilidad aprovechar alguna de mis ralladas. Y por ello voy a ir colgando poco a poco todas las cosas que para esta partida desarrollé o cogí prestadas de otros sitios.

Aquí os pongo un par de mapas sobre la localización del Castillo Maure, ninguno de los cuales es mio ;D

Salud